Cielo Nuevo

Observar el cielo como vinculo con el devenir de nuevos desplazamientos. El cielo como espacio movedizo, cada día un cielo nuevo. Desde las culturas ancestrales la observación proporcionó una herramienta para interpretar y habitar el mundo,  así modificar los significados del espacio. Este sistema de pensamiento puede entenderse como un lugar de resiliencia y de regeneración ante situaciones de crisis.

Cielo nuevo, consiste en una instalación a manera de archivo, con los resultados de la observación a partir de fotografías diarias del cielo de Arad enviadas digitalmente.  Cada día se realiza una síntesis del color observado, mediante procesos digitales, como una especie de análisis de cambios y movimentos, posteriormente mediante el teñido de papel se intenta imitar cada tono sustraído. Finalmente se realiza la acción de buscar combinaciones exhaustivas  de todos los tonos observados.